Primeros pasos y sensaciones como árbitro de waterpolo

Parece que mi historia con el waterpolo va de la mano con la sensación de siempre empezar algo nuevo cuando se me presenta la oportunidad.

Hace poco tiempo, un buen amigo, Piko, entrenador del Alcorcón, cuando me vio desde la grada con el uniforme de la madrileña me dijo de forma cariñosa  “¿ya te has pasado al lado oscuro?” 😛

Pues sí, eso parece, al finales del año pasado una compañera me envió la info del curso para árbitros de waterpolo que hacían en la M86 a finales del año pasado.

Captura de pantalla 2019-03-04 a las 1.15.18

No me lo pensé, llevaba ya tiempo queriendo sacarme el curso, no porque me hubiese planteado el hecho de arbitrar, sino simplemente por conocer más a fondo el reglamento y entender mejor este deporte (siguiendo en la línea de mi personalidad curiosa).

Si ya llevas tiempo por aquí sabrás que descubrí el waterpolo muy tarde, en 2014 a los 30 años, y me tocó aprender todo lo que pude por mi cuenta, preguntando, investigando…

Como waterpolista intento disfrutar lo máximo posible el tiempo que me quede jugando (hasta que el cuerpo aguante), no fallo a un entreno y me vacío en el agua por ayudar a mi compañeros cada vez que jugamos un partido de Liga Amateur, pero nunca le digo que no a un nuevo reto, y el arbitraje era uno de ellos.

Supero el curso y primeros pasos

El curso estuvo muy bien, impartido por Fernando Moreno, Antonio Monroy y Borja Marcos, intentaron explicarnos de la mejor forma posible no solamente las bases del reglamento, sino situaciones con las que nos íbamos a encontrar y la filosofía del arbitraje.

A mi particularmente la parte que más me gustó, fue cuando estuvimos visualizado videos de jugadas y situaciones de juego con su correspondiente señalización. Soy de los que piensa que el material audiovisual es una ayuda excelente para formarse.

Finalmente aprobé el examen teórico sobre el reglamento y realicé mis prácticas de auxiliar primero y después las de árbitro.

Comencé haciendo mesa los fines de semana que fui convocado, pero tengo que reconocer que lo que me despertaba más el gusanillo era pitar a pie de piscina como árbitro.

Y no ha sido fácil, hasta que no te pones a arbitrar no te das cuenta de lo complicado que es el arbitraje, en especial en este deporte, donde hay un factor importante de interpretación (y ya sabemos que a mayor experiencia más acertadas son tus interpretaciones).

No puedo estar más de acuerdo con las palabras del árbitro Carlos Ortega, sobre qué es lo más complicado de ser árbitro y respondió;

“Mantener la calma en momentos de tensión, en jugadas importantes. O cuando sabes que te has equivocado y tienes que mantener la concentración porque en waterpolo el juego es muy rápido y segundos que pierdas pensando en que te has equivocado, te sacan del partido y entonces puedes volver a equivocarte. También es importante no precipitarte al pitar: tienes que saber cuándo al señalar una falta perjudicas más al equipo que si dejas que siga el juego. Es complicado porque tienes mayor riesgo de precipitarte en partidos importantes. Además, el jugador en el momento puede no entender tu decisión, por eso es fundamental que el árbitro haya sido jugador, porque te ayuda a entender su sentimiento.”

Ahora en Marzo se cumple mi tercer mes arbitrando, y la valoración que hago en general de la experiencia es buena, y aunque todavía estoy un poco verde estoy contento con haberme metido de lleno en esta nueva aventura.

Aprendiendo de mis compañeros y con ganas de más

He tenido suerte, todos los compañeros con los que he arbitrado se han portado muy bien conmigo, me han dado consejos, han estado pendientes de mis errores para comentarlos entre intervalos.

Estoy agradecido por compartir vuestra experiencia conmigo. Pero ojo! No todo es bonito, ya me ha dado tiempo a vivir diferentes situaciones que eran nuevas para mi dentro de una piscina.

He tenido partidos cómodos y fáciles de arbitrar, donde todo el mundo se ha “portado bien”. Aunque también he tenido algunos partidos complicados, con público increpando, entrenadores en desacuerdo con mis decisiones, con jugadores más pendientes de otras cosas que de jugar al waterpolo…

foto4

En resumen, un montón de situaciones que solo puedes vivir si eres árbitro y de las que siempre aprendes algo para un próximo partido. Todos los aprendizajes suman, y no hay mejor forma que aprender que reconocer los errores.

Todas las semanas me leo de nuevo el reglamento, me acerco a ver partidos para observar como trabajan compañeros más experimentados, asisto a entrenamientos cuando tengo tiempo libre para practicar, veo videos fijándome en el arbitraje, hago preguntas cuando tengo dudas sobre algo, cualquier cosa vale cuando el objetivo es hacer las cosas mejor 😉

Lo que está por llegar

Voy día a día, esperando con ilusión las nuevas convocatorias de la vocalía para los partidos del fin de semana.

Cuando voy a un partido intento siempre hacerlo lo mejor posible, siendo consciente de que seguramente me voy a equivocar, y si lo hago, intento hacer autocrítica y mejorarlo para próximas ocasiones.

Lo único que puedo hacer ahora es coger toda la experiencia posible, porque como dice el dicho, la práctica hace al maestro. Si quiero ser un buen árbitro, tengo que arbitrar partidos, estar concentrado y dar lo mejor de mi mismo para no ser el protagonista y que gane el mejor.

Me gustaría ver un poco más de paciencia por parte de los protagonistas con los que interactuamos cada fin de semana en nuestro deporte. Sentir un poco más de paciencia para los que nos estamos iniciando en el arbitraje, sin olvidar que todos alguna vez fuimos nuevos en algo.

De momento me despido, aunque intentaré compartir por aquí mis experiencias y sensaciones en el mundillo del arbitraje, igual que lo hago para ayudar y motivar si puedo a otros waterpolistas novatos como yo, si puedo hacerlo de nuevo, habrá merecido la pena.

Ahora con la mente abierta, con ganas de aprender y mejorar con el tiempo, me despido con un fuerte abrazo.

¡Nos vemos por las piscinas!

3 comentarios en “Primeros pasos y sensaciones como árbitro de waterpolo

  1. Hola sr Enrique, me gusta leer lo que escribe, es ameno y agradable conocer las vivencias de quien comenzó ya algo tarde en este deporte, pero me agrada su entusiasmo por la “bola mojada”. Leí sobre su nueva intrusión al arbitrase, estor y muy de acuerdo que para ser arbitro hay que haber sido jugador, es ley, si no jugaste no sabes lo que sucede con los atletas dentro del agua, también para ser arbitro e interpretar el reglamento como se debe además de haber sido jugador hay que tener el “don” de arbitrar y sobre todo mucho interés. El arbitro debe interpretar las reglas no aprenderlas de memoria y aplicar lo que esta escrito como si fuera un policía de transito que solo se ajusta al reglamento de conducir. Yo fui arbitro FINA hace ya mucho tiempo pero este deporte es mi pasión, tengo 70 años y aun trabajo enseñando jóvenes a que conozcan y practiquen el deporte para mi el de mayor pasión. Aprendí mucho del reglamento y a ser arbitro con un coterráneo suyo, el sr. Eugenio Ascencio, excelente persona, muy educado y de una gran humildad, además de haber sido en esa época un gran arbitro, donde hubieron excelentes árbitros en el mundo de este deporte como el sr Marculescu, el sr Eugenio Martínez y otros mas. En hora buena sr Enrique, siga disfrutando y arbitrando, un buen arbitro siempre logra decisiones correctas para no afectar a equipos, atletas y entrenadores. Sufrí mucho cuando jugué este deporte por decisiones inadecuadas de árbitros que nunca habían jugado y que desconocían el reglamento. Gracias por sus escritos. Le deseo éxitos en lo que hace yen su entusiasmo por este deporte tan maravilloso

    Me gusta

    • Muchas gracias por sus palabras Julian, un placer tenerle por aquí leyendo mi diario y aportando sus consejos.

      Es cierto que en mi caso me falta ese bagaje como jugador, he intentado “jugar” lo que me ha permitido el cuerpo y mi bajo nivel, sinceramente creo que habría disfrutado mucho si hubiese comenzado en el waterpolo desde benjamín.

      Intento suplir estas carencias con ilusión, ganas y echándole todas las horas que puedo, además también de escuchar buenos consejos de personas más experimentadas, como es su caso.

      Espero que siga por aquí siguiendo mis evoluciones (espero que sean buenas) y quizás en un futuro acercarme un poco a o que se considera un buen árbitro, muchas gracias, un abrazo!

      Me gusta

      • Estimado sr Enrique, desde que inicie los comentarios serán siempre buenos, ya que como le dije lo admiro por su pasión al deporte. Siga escribiendo y seguiremos leyendo y comentando. Éxitos en su pasión.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s