Cómo superar el primer día en el waterpolo…sin morir en el intento!

Me he animado a escribir este artículo porque creo que mi experiencia personal puede ayudarte también a ti, si estás interesado/a en probar el waterpolo.

Aunque todavía soy un novato en este apasionante deporte, hace ya unos años que di el paso de lanzarme a la piscina y he visto a docenas de hombres y mujeres hacer lo mismo después de mí.

Recuerdo a la perfección como fue mi primer día de entrenamiento, en Noviembre de 2014 (tenia 31 años), en una piscina por la zona de Arturo Soria.

Estaba algo nervioso y con muchas ganas de probar y descubrir de que iba eso del “waterpolo”.

La última vez que había nadado fue cuando aprendí de pequeño a nadar en un cursillo de verano.

Mi experiencia fue un poco traumática, no conocía a nadie, todo era nuevo para mí. La parte de la natación y las “series” fue un infierno, pasé más rato agarrado al bordillo intentando recuperar el aliento que nadando, pero cuando llegó la parte final con el balón, fue lo que más me gustó.

21314666_801647710016813_5053993033310219687_n

Parecía un pato mareado, se me caía al agua cada vez que me hacían un pase, el resto parecía ir a más revoluciones, y aunque al día siguiente me mataban las agujetas, tenia ganas de volver a probar de nuevo.

El waterpolo me enganchó.

¿Qué vas a encontrar en la piscina?

Quizás la primera duda que te surja es sobre qué llevar al entrenamiento, y lo único que necesitas es un bañador, unas gafas y gorro de baño.

No te preocupes si no tienes un bañador de waterpolo (que son más resistentes que los bañadores normales), para entrenar y jugar, un bañador tipo slip es lo más cómodo porque se “llena” menos de agua cuando nada, y es más complicado que te lo agarren, mientras que el de las mujeres va más ajustado al cuerpo y la cremallera de la espalda va reforzada.

De momento para empezar cualquier bañador que tengas te sirve, luego ya cuando te enganches puedes pedir al entrenador que te encargue un bañador del equipo o puedes pedirlo por Internet, que hay unos diseños muy bonitos, yo personalmente uso de la marca Turbo que son los que más me gustan.

Vas a ver que si los entrenamientos duran hora y media, la primera media hora suele hacerse natación y el resto trabajo con balón (pases, lanzamientos, jugadas, partidos, etc).

Por eso no te asustes si en tu primer día nada más empezar nos ponen a nadar.

Si has sido o eres nadador esto no te va costar nada, pero si no has nadado nunca como era mi caso, los primeros días lo vas a pasar un poco mal, no te voy a engañar, porque es un esfuerzo físico, pero no le des demasiada importancia, puedes pararte cuando lo necesites a recuperarte, y poco a poco irás cogiendo el ritmo de natación de los demás.

¿Y qué hay que hacer en el waterpolo?

Cuando acabemos de nadar meteremos los balones a la piscina y todo será más divertido, es mi parte favorita.

17626371_10155214698045909_8693639947517072204_n

Las reglas del waterpolo no son muchas, pero algunas son un poco complejas de entender a la primera, por ejemplo nosotros, para que el arbitro pite falta, el jugador tiene que soltar el balón, a diferencia de otros deportes, es decir, se permite un ligero contacto mientras el atacante no suelte el balón.

Una vez me explicaron el por qué, y es que un jugador puede estar “luchando” por robar el balón y hundir al atacante, pero si el atacante tiene habilidad y aunque este hundido tiene el brazo fuera del agua puede lanzar a portería y meter gol.

La mejor forma de aprender estas reglas es entrenando, escuchando y preguntando a los compañeros y jugando partidos, no tiene más misterio.

Mi consejo es que le des una oportunidad a este deporte, quizás desde fuera algo complejo, pero que una vez que pruebas a casi todo el mundo le engancha.

Espero que mis palabras despejen algunas de tus dudas, lo mejor es experimentar las cosas por uno mismo.

Si te has quedado con ganas de saber más, te invito a echar un vistazo al libro en el que cuento mi historia como waterpolista amateur, lo titulé Diario de un waterpolista novato y puedes leerlo gratis en Amazon Kindle.

¡Nos vemos por las piscinas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s