Las escuelas de waterpolo para adultos dando pasos de gigante

Con los gemelos cargados por el esfuerzo de estas semanas, pero con el corazón contento de estar disfrutando de un bonito año en el waterpolo.

Tengo un equipo, el Parquesol Waterpolo Valladolid, que me han dado la oportunidad este año de jugar y aprender con ellos en liga.

Tengo un lugar para entrenar en Madrid, en el colegio Gaudem y en el colegio Villalkor.

La ilusión de mis compañeros y compañeras es contagiosa, y después de mes y medio desde que se inició la actividad de waterpolo en las dos escuelas de Madrid de waterpolo elemental para adultos (y no tan adultos) que inician por primera vez o retoman el waterpolo, jugamos el primer partido.

Estuvimos intentando coordinar jugar todos juntos, la escuela de Gaudem y la de Villalkor, en la piscina de estos el sábado 20 de Noviembre, pero finalmente no ha podido ser y tendremos que esperar un poco más para poder organizar y jugar ese partido entre escuelas, que seguro que será muy divertido.

Pero no nos quedamos sin jugar, el viernes, en vez de un entrenamiento normal, Loany Peña nos organizó un partido contra los chicos del colegio Miramadrid, dirigidos por Fran Torres (capitán del Waterpolo Elche).

img_8040

Perdimos el partido por bastantes goles, pero creo que aprendimos todos, que era el objetivo.

Recuerdo mi primera experiencia similar, fue a finales del 2014, cuando entrenaba en la recién creada sección de waterpolo en el Máster Madrid, y cuando llevábamos un mes entrenando, fuimos a jugar un partido contra el Covibar, y nos hicieron un roto.

Fue el momento en el que todos nos dimos cuenta de qué era realmente el waterpolo.

Después de ese partido algunos decidieron que esto era demasiado duro para ellos, y los que nos quedamos, lo tomamos como una inyección de motivación para seguir entrenando y aprendiendo.

El viernes en la piscina del Miramadrid sucedió lo mismo, pudimos sentir en nuestra piel la intensidad de un partido, subir para atacar, bajar para defender, el cansancio, la tensión, la emoción y los nervios por hacerlo bien.

Tengo que reconocer que mis compañeros lo hicieron mejor de lo que esperaba antes de que fuésemos a jugar, me sorprendieron gratamente para ser la primera experiencia de partido para la mayoría.

waterpolo-aficionados

Creo que ahora cada uno se lo tomará de otra forma, espero que de la buena, la de continuar creciendo y aprendiendo.

Tengo ganas de volver a jugar contra ellos y también contra nuestros compañeros de Villakor, que sé que se mueren de ganar de jugar.

Poco a poco seguiremos trabajando para que sean posibles nuevas escuelas en más zonas de Madrid y que nadie que quiera jugar al waterpolo sin la exigencia de la competición pueda hacerlo.

Desde aquí gracias a todos, a los compañeros, a nuestro entrenador, a los organizadores, rivales, familiares y amigos que se pasaron para animar o echar una mano.

A seguir disfrutando, ¡y nos vemos en la piscina!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s