Primer contacto con el balón amarillo de la temporada

Un día lluvioso en Madrid, de esos que hacen que se te quiten las ganas de ir a entrenar, pero a pesar de las agujetas que tenia después del primer entrenamiento de la temporada, y del mal tiempo, tenia ganas de volver a la piscina porque estoy muy motivado e ilusionado con este nuevo proyecto.

Llegué unos minutos tarde por el trafico que había por culpa de la lluvia pero no me perdí nada del entrenamiento. Hoy no se podía salir a correr y estuvimos entrenando dentro de las instalaciones de la piscina de Santa Eugenia. Un circuito de seco como los que estuve haciendo cuando entrené con la Latina B hace unos meses, y aunque es duro voy aguantado.

Lo que llevo peor es lo de volver a nadar. Recuerdo que en Mayo, después de haber estado entrenando la primera parte del año, no voy a decir que estaba en mi mejor momento de forma pero sí que aguantaba las series (a mi ritmo) y en los partidillos que jugábamos de entrenamiento era capaz de aguantar 5 a 10 minutos a buen ritmo, pero es que ahora lo he perdido todo, es increíble y me sorprende porque es la primera vez que me pasa (imagino que mis compañeros que llevan más tiempo jugando ya están acostumbrados a esto).

A mi personalmente el parón del verano me ha hecho polvo, he subido de peso (estoy en 92,3 kilos, nunca pese tanto, cuando debería estar entre 80-85 kilos). No sabía que cuando llevas tiempo entrenando y paras de hacerlo y no entrenas en varios meses coges más peso que si no hubieses entrenado nada, temas de metabolismo me han dicho.

Es muy frustrante para mi ver a mis compañeros nadando mientras que yo me he tenido que poner solo en la calle de los porteros para no molestar al resto y para poder ir nadando yo a mi ritmo. Confío en que poco a poco vuelva a ir pillando la forma física para incorporarme con normalidad a los entrenamientos, no será porque no le esté poniendo ganas, pero cuando el cuerpo no responde como uno quiere es una liada…

Hoy hemos tocado un poco de balón, haciendo pases y lanzando a puerta. También siento que he perdido un poco de feeling con el balón, y no es que antes fuese un crack ni mucho menos, pero hoy en los tres o cuatro primeros pases se me ha caído el balón al agua y me he sentido “torpe”. Pero bueno, no queda otra que seguir trabajando para recuperar las sensaciones y hacerlo mejor.

Una buena noticia ha sido que hoy se han incorporado un par más de jugadores del que era el antiguo club (Covibar Rivas), antes de ser el ADN Rivas y me ha hecho ilusión volver a verlos, ahora somos 11 ex jugadores del A.R. Concepción y somos 5 del Rivas, y junto a los juveniles, cadetes e infantiles somos unos 20  masculinos. 

Lo importante es que todos creemos un bloque poco a poco, se genere mucho buen rollo y podamos jugar bien todos juntos, yo seguiré disfrutando y entrenando mientras me respeten las lesiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s