1992-93 Jesús Rollán, K.O.

Con el Campeonato de Europa de Sheffield como objetivo, Dragan Matutinovic renunció a participar en la Copa F.I.N.A. de Atenas y a hacerlo con un equipo “experimental” en los Juegos Mediterráneos del Rosellón francés, dedicando todo el esfuerzo y la mentalización a la preparación del europeo. La medida pudo parecer un poco extrema, pero hay que tener en cuenta que, a partir del Mundial de Perth, España estaba en el punto de mira de todos los países y la responsabilidad por conseguir clasificaciones a tono con los últimos resultados era muy grande.

Nuestra clasificación para Sheffield fue incuestionable, y los tanteadores, demostrativos del gran nivel técnico de nuestros jugadores. Pero no todo fueron alegrías, pues Jesús Rollán empezó a acusar problemas en el escamondes de la muñeca derecha que levantaba temores por su participación en Sheffield.

Y, en efecto, nuestro gran portero tuvo que estar ausente del europeo, repitiéndose la historia de Manuel Delgado y el interrogante de ¿qué hubiese pasado con el portero titular disponible? Porque lo cierto es que la buena actuación de Manuel Silvestre no pudo suplir la “confianza” que Jesús Rollán daba a sus compañeros. No olvidemos que Jesús Rollán estaba considerado como uno de los mejores porteros del mundo. El equipo era prácticamente el mismo de Barcelona ´92, con la incorporación de dos jóvenes valores: Gabriel Hernández y Gustavo Marcos, sin que faltasen los soportes de Pere Robert (delegado), Rafa Aguilar (segundo entrenador), Albert Estiarte (médico) y José Ramírez (fisioterapeuta). En la fase preliminar, con un grupo de seis equipos, se ganó a Holanda (17-10), a Grecia (12-10), a Gran Bretaña (17-5) y a Eslovaquia (10-7), pero se perdió con Hungría (11-14), quedando segundos en la clasificación del grupo.

Los júnior fueron plata en el Campeonato del Mundo en El Cairo en 1993.

Los júnior fueron plata en el Campeonato del Mundo en El Cairo en 1993.

El cruce de semifinal fue con Italia, frente a la que se perdió por 9-10, lo que nos llevó a la disputa de los puestos 3º y 4º, con Rumania. Este decisivo partido, difícil y duro, resuelto por la mínima (13-12), nos otorgaba la medalla de bronce, que no desdecía nuestra calidad y que obligaba a una cierta resignación. Pero no era éste el sentimiento de entrenador Dragan Matutinovic, empeñado en ganar siempre, que culpó al árbitro del partido semifinal con Italia de la derrota de nuestro equipo y se enzarzó en una disputa con él, amén de despotricar contra los directivos de la L.E.N.

Esta actitud provocó, por una parte, la apertura de un expediente en la Liga europea (que terminó con una sanción de doce partidos), y, por otra, el disgusto de la Federación Española y la ruptura de hostilidades entre Dragan y el presidente de la Comisión de Waterpolo, Luis Bestia, cuyas relaciones siempre habían sido muy tensas. 

Tirso Gómez (delegado), Montserrat Jasse, Sonia Moreno, María Mar Sanromá, Mari Carmen Heredia, Sara Hidalgo, Olga Martínez, Meritxell Pla (fisioterapeuta), Jordí Flaqué (entrenador), Mario Lloret (médico), Cristina Hagen, Cristina Ungo de Velasco, Elisabeth Fuentes, Monstserrat Cabanas, Monstserrat Bonet, Cristina Marcos, Belén Martín y Meritxell Martí.

Tirso Gómez (delegado), Montserrat Jasse, Sonia Moreno, María Mar Sanromá, Mari Carmen Heredia, Sara Hidalgo, Olga Martínez, Meritxell Pla (fisioterapeuta), Jordí Flaqué (entrenador), Mario Lloret (médico), Cristina Hagen, Cristina Ungo de Velasco, Elisabeth Fuentes, Monstserrat Cabanas, Monstserrat Bonet, Cristina Marcos, Belén Martín y Meritxell Martí.

En Sheffield debutaron nuestras féminas, a las que por vez primera les era permitido asomar la cabeza en competiciones de altura, y es que sus opciones no eran muchas. Antes habían participado en el Torneo de Chania (Grecia) donde habían sido últimas. En el europeo, colocadas en un grupo de seis equipos, sólo pudieron ser quintas, tras perder contra Italia, Holanda, Grecia y Alemania y derrotar a Eslovaquia, Esta clasificación las llevó al cruce con Suiza para los puestos 9º y 10º, salvando el honor con una victoria final por 11-6 y la consecución de la novena plaza, que, sin ser nada del otro mundo, no era peor que la que ocupaban los hombres en los años sesenta.

historia del waterpolo español

Fuente; Historia del waterpolo español (1908-1994)
Juan Antonio Sierra

Un comentario en “1992-93 Jesús Rollán, K.O.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s