Reflexiones sobre la Copa del Rey y la Reina de waterpolo (II) por Roberto Acosta

En el anterior artículo, de Febrero de 2015 sobre ésta misma temática [Leer Aquí], hacíamos referencia a temas de publicidad y atención de los organismos e instituciones del Estado acerca de éstas competiciones.

En ésta nueva oportunidad queremos hacer sugerencias, desde nuestros modestos conocimientos, encaminadas a quizás hacer más interesantes dichas competiciones.

Las Copas del Rey y la Reina de Waterpolo debe convertirse como en otros deportes, en una gran Fiesta Nacional , y su promoción debe ser amplia y su organización abarcar y dar oportunidades a equipos de varios niveles de competición, que siempre podrán dar alguna que otra sorpresa a otros superiores.

Por ejemplo: proponemos que se debe extender la participación en el caso de la Copa del Rey Masculina a 8 primeros Equipos de la Liga de División de Honor, a los 3 primeros de la Liga de 1ª División y al 1º de la Liga de 2ª División.

Según la clasificación existente a fecha de la convocatoria de dicha competición. Lo cual extendería el Calendario a 12 Equipos, con unos cuartos divididos y sorteados en una Jornada vespertina de un Viernes con tres partidos, una Jornada matutina de Sábado con otros tres partidos; y luego una de tres partidos de semifinales en la tarde de ése mismo día.

Posteriormente de esas semifinales, el equipo que tenga mejores resultados en partidos ganados y goles a favor, se clasificaría directamente para la final. Luego los otros dos equipos clasificados en ésa semifinal deberían disputar el pase a dicha final en la Jornada matutina del Domingo y después el vencedor se enfrentaría al ya clasificado en una gran FINAL en la tarde de dicho día.

copa waterpolo

 

Esto sin dudas daría un mayor peso e importancia a ésta competición, dando oportunidad de promoción y desarrollo a otros equipos de inferiores Ligas.

En el caso de la Copa de la Reina, proponemos algo similar a lo anterior, con la diferencia de que serían los primeros 8 Equipos de División de Honor y los primeros 4 de 1ª División a fecha de la Convocatoria oficial de ésta competición. El sistema de competición también sería el mismo.

También proponemos que las sedes de ambas Copas, fueran asumidas por aquellas regiones donde se promueva o se pretenda divulgar más el Waterpolo en ambos sexos; y que no presumiblemente deberían coincidir con alguno de los Equipos participantes.

Ambas competiciones, deben servir básicamente a divulgar y promover éste deporte en todas las regiones de España y no deben ser “patrimonio” de ninguna ciudad. Seguramente ello ayudaría a motivar el trabajo de base en muchas Federaciones y Clubes que actualmente tienen muy limitado el desarrollo del waterpolo, lo cual posteriormente enriquecería el nivel del mismo a nivel nacional.

También debemos ser realistas y contar con que los Clubes clasificados para estas tengan los recursos necesarios para su participación.

Para ello proponemos que la Real Federación Española de Natación junto a las Federaciones Territoriales y los Clubes aporten una provisión de fondos a inicios de temporada, calculada adecuadamente para estas Copas.

copa de la reina waterpolo

 

Así como que la Federación, Club o ciudad organizadora pueda contar con los recursos, infraestructuras y apoyos institucionales necesarios para garantizar la calidad de la competición. Sin contar la posible aportación de patrocinadores privados o de Empresas o firmas que sin dudas éste nuevo formato les pueda ser más interesante de cara a sus intereses publicitarios.

Finalmente quisiéramos hacer referencia a un fenómeno hasta cierto punto es inexplicable que ocurre tanto en los partidos de Ligas Nacionales como en los de dichas Copas. Se trata de que en la gran mayoría de los partidos los árbitros planificados son originarios de algunas zonas de los Equipos enfrentados, incluso de manera desproporcionada.

No queremos poner en duda para nada la IMPARCIALIDAD de los árbitros nacionales de Waterpolo. Pero en todos los casos, sin dudas que el trabajo arbitral sería más justo si pitan personas ajenas a las regiones de los equipos enfrentados. Cosa que no pasa en las Ligas nacionales de otros deportes como fútbol, baloncesto, balonmano, etc.

Quizás los recursos destinados para los viajes del cuerpo arbitral de la RFEN no sean los suficientes, pero tememos que los “viajes” se traten de “distribuir equitativamente” entre el colectivo y no respondan a las necesidades reales de las características de las competiciones. Seguramente que si se planifican los recursos y viajes en función de éste último aspecto se obtendría una mayor calidad y justicia en las competiciones y todo el “mundillo del Waterpolo” lo agradecería.

Reflexionemos al respecto. Gracias.

Roberto Acosta

Roberto Acosta Presidente del CN Máster Madrid
Twitter @WaterpoloMadrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s