Lesiones comunes en el waterpolo y cómo se pueden prevenir

Durante los últimos años el numero de practicantes de waterpolo en España ha crecido significativamente. Pero también lo han hecho el número de lesiones. Cada vez más jugadores y entrenadores se preocupan por evitar y prevenir las mismas para que no afecte al rendimiento deportivo.

El waterpolo supone un reto físico para los jugadores, combina la exigencia de la natación, los deportes de contacto y lanzamientos explosivos. Tiene una dinámica similar a la del baloncesto, con constantes estallidos de actividad y con muchas transiciones, además de movimientos y posicionamientos en el agua. Todos estos factores contribuyen al riesgo de lesión, y las lesiones en el hombro son las más comunes en este deporte.

Lesiones de hombro

El brazo del waterpolista se encuentra en una posición muy vulnerable cuando se prepara para el lanzamiento.

Normalmente los ligamenos y los tendones del bíceps y el triceps, son los puntos de lesión, tanto luxaciones como roturas, debido a los constantes lanzamientos, sobre todo los que se realizan con una técnica incorrecta.

Cuando un jugador sufre una dislocación, pueden volver a jugar sin tener demasiados afectados el movimiento y la fuerza, aunque en casos de dislocación crónica, algunos optan por la opción de pasar por quirófano para arreglar el problema y después de un periodo de recuperación volver a jugar con normalidad.

¿Cuáles son las lesiones más comunes en el waterpolo y cómo se pueden prevenir?

El lanzamiento en el waterpolo es diferente a otros deportes porque las piernas de los jugadores no tienen un apoyo estable.

Esto puede producir un aumento en la fatiga de los músculos que están en el pecho, el hombre y la parte alta de la espalda.

Según un informe sobre lesiones de las extremidades superiores en waterpolistas, el 80% de los jugadores sufren dolor en sus hombros durante su carrera deportiva.

La mejor forma de evitar esto es trabajar ejercicios en seco para fortalecer los músculos del hombro y poder prevenir las lesiones generadas por la debilidad del tono muscular del hombro.

lesiones waterpolo

Lesiones de rodilla

La patada de waterpolo puede ser un motivo de lesión en la rodilla, igual que la patada de braza, normalmente la lesión se produce en el ligamento lateral de la rodilla o roturas del menisco.

La mejor forma de prevenir lesiones de rodilla es trabajar sobre la flexibilidad y el fortalecimiento de los cuádriceps y la corva.

Trabajar ejercicios en seco ayudará a prevenir estas lesiones.

Lesiones en la espalda

En el waterpolo, la espalda y la columna vertebral se someten a fuerzas de flexión y rotación con mucha más frecuencia que en cualquier deporte donde se hacen lanzamientos.

Esto hace que el cuello y la zona baja de la espalda sean las más propensas a lesiones, como un esguince o un desgarro en la zona lumbar.

Afortunadamente, un traumatismo grave en la columna es algo que ocurre muy raramente. La mejor prevención es fortalecer los músculos abdominales y de la espalda.

Lesiones en las manos y muñecas

Agarrar, torcer, y bloquear durante los partidos con frecuencia da lugar a esguinces de muñeca y dislocaciones de los dedos.

Si el dolor en la mano y la muñeca continúa lo mejor es hacerse una radiografía para ver si hay una posible fracturas.

Los esguinces normalmente se pueden curar con reposo pero pueden requerir fisioterapia. La deportividad adecuada es la clave para la prevención.

lesiones waterpolo

Lesiones faciales

Los ojos y los oídos, suelen ser el objetivo de lesiones producidos por las manos de los oponentes o por pelotazos.

Pueden producirse cortes, rotura del tímpano e incluso fracturas en la cara. Debe usarse los gorros con la protección en las orejas, tener las uñas cortas y jugar con cuidado.

Para evitar este tipo de lesiones algunos jugadores utilizan protector bucal y gorro con protección para las orejas.

¿Cuándo es necesario acudir a un profesional para tratar una lesión?

Si sufres una lesión y a esa lesión va acompañada una pérdida de sensibilidad, sensación de debilidad, deformidad, dolor intenso o persistente, zumbido o perdida de audición, visión borrosa o sangrado, deben ser evaluados por tú médico de cabecera.

Existen también dolores producidos por lesiones leves o crónicas que se deben tratar haciendo reposo y tomando antiinflamatorios como el ibuprofeno.

Las hinchazones y el dolor por golpes puede ser tratado alternando hielo y calor. Es recomendable asistir a un fisioterapeuta al menos una vez al mes para hacerse una revisión general y un tratamiento preventivo para evitar lesiones después de realizar deporte de forma continuada.

Queremos invitarte a jugar a waterpolo en Madrid con nosotros

donde jugar waterpolo

Plazas disponibles para todas las edades. Nuestras piscinas están ubicadas por todo Madrid (Alcorcón, Paracuellos del Jarama, Barajas, Vallecas, Villalba…).

Tenemos escuelas de waterpolo amateur y equipos de competición, según lo que busques. 

11270654_417115305136724_2025764825838764132_o   

Para ti o para tus hijos, tengas o no experiencia previa, queremos que te pases a probar sin compromiso

¡Te regalamos la primera semana de entrenamientos para que compruebes si el waterpolo es para ti!

15069097_10154739127192162_224460245997803971_o

Mándanos un mensaje en el formulario que tienes debajo si quieres venir a conocernos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s