La recompensa del esfuerzo en el waterpolo por Alba Saavedra

Alba va a ser este año la embajadora de WINS Clínic porque su pasión por el waterpolo, su esfuerzo, entusiasmo y el amor que tiene hacia este deporte, son todos los valores que WINS intenta transmitir a los asistentes de sus seminarios.

Con solo 14 años, Alba ya forma parte del presente y futuro del waterpolo femenino español. Representando a tantas jugadoras que se esfuerzan día a día por disfrutar y compartir su pasión por un deporte que se ha convertido en parte imprescindible de la vida de muchos de sus practicantes.

Yo admiro la dedicación y el sacrificio de Alba, y de miles de waterpolistas en todo el mundo, y por eso quería que pudiese tener aquí un espacio donde expresarse y compartir su propia experiencia, que a pesar de su juventud, es mucha más que la mía, y estoy seguro de que llegará muy lejos en el waterpolo, que podrá cumplir sus objetivos y sueños, porque su filosofía de trabajo no puede tener otro final que el del éxito.

A continuación os dejo con las propias palabras de Alba, agradecerte que te hayas animado a colaborar y nos veremos aprendiendo y disfrutando del waterpolo este verano en el WINS de Gerona.

Carta de Alba Saavedra, jugadora del GEiEG;

¡Hola a todos! Mi nombre es Alba Saavedra, tengo 14 años y soy jugadora de waterpolo en el GEiEG (Girona).

Cuando Enrique me pidió que escribiese mi experiencia personal me dije… “¿Y ahora yo que escribo?“.

Después me puse a pensar y vi que había un montón de cosas sobre las cuales podía escribir y decidí empezar por el motivo, el motivo por el que hago esto, el motivo por el que viajo cada día 45 minutos en coche para llegar a la piscina, el motivo por el que dejo de hacer tantas cosas, el motivo por el cual me levanto cada día con una sonrisa, en definitiva, el motivo por el que hago WATERPOLO.

Mi historia como waterpolista empieza el 10 de Octubre de 2009

Mi hermano, dos años mayor que yo, hacía un par de semanas que había empezado a practicar waterpolo y como me decía que le gustaba mucho y el médico me había recomendado que hiciera deporte decidí pasarme un día a probar.

Llegué y lo primero que escuché fue; “venga chicos 300 estilos de calentamiento”. Me quedé helada, pensé “pero donde me he metido… ¡Esta gente esta loca! ¿Cómo quieren que haga 300 piscinas nadando…?

Una compañera del equipo, Carla, al ver mi cara al escuchar lo que teníamos que hacer me dijo “tranquila, no son 300 piscinas, eh! Solo son 300 metros que equivalen a 12 piscinas!” Me acuerdo perfectamente… Pensé que alivio, y le di las gracias.

Alba Saavedra

Cuando terminamos toda la parte de natación tocaba hacer pases, estaba muy nerviosa porque yo nunca había tocado un balón de waterpolo. Éramos un grupo de cuatro chicas, todas se pasaban el balón con facilidad y pocas veces se les caía al agua, pero cada vez que me lo pasaban se me caía, pasaba una vergüenza…

Empecé a pensar que eso no era lo mío y que seria mejor que probara otro deporte… Pasaron 10 minutos y ya empezaba a coger algunos pases a la primera, hasta que al final del entrenamiento lo hacía casi tan bien como los demás.

Se acabó el entrenamiento y el entrador me dijo; “Alba ven un momento por favor”. Si os soy sincera me daba un poco de miedo porque tenia muchos tatuajes, era corpulento y gritaba todo el rato (después me di cuenta de que era muy buen hombre y mejor entrenador todavía) “Alba me he estado fijado en el entreno que has hecho hoy, haces muy bien las piernas de waterpolo, no te preocupes si no coges todos los pases, es tu primer día”.

¡Estaba súper contenta! Era mi primer entreno y me habían dicho que lo hacía bien, ¡era increíble!

Cuando me estaba cambiando empecé a pensar… Pensé en el entreno que había hecho y sonreí, estaba feliz, muy feliz y supe que esto solo era el comienzo y que por fin había encontrado aquello que realmente me gustaba, era perfecto, en definitiva: era MI VIDA.

lanzamiento waterpolo

Cuando llevaba tres años en el Club Waterpolo Figueres (mi club de iniciación) me cambié al GEIEG

Ahora juego en el equipo Absoluto, con chicas 20 años mayores que yo, y aunque no juego muchos minutos, estoy aprendiendo muchísimo ¡y me encanta!

Por otra parte, pienso que el waterpolo femenino en España esta pasando por un gran momento, tanto por la selección española, con su plata en las Olimpiadas de Londres 2012, su Oro en el Mundial de Barcelona  2013 y en el Europeo de Budapest 2014, y muchos más trofeos que han conseguido algunas de las Guerreras que juegan en el Club Natación Sabadell-Astrapool, que la temporada pasada fueron las campeonas de todo.

Esto nos da una gran motivación a todas la chicas que practicamos waterpolo porque queremos ser cómo ellas y eso nos impulsa cada día a trabajar más duro para algún día, poder estar en su lugar.

Creo que este deporte me ha hecho más grande como persona y me ha enseñado muchas cosas.

Me ha enseñado que todo esfuerzo tiene su recompensa, que si te esfuerzas y das todo lo que puedes, llegarás muy lejos, que no te puedes levantar un día sin un motivo o un objetivo y sobretodo que NUNCA, NUNCA y NUNCA debes rendirte, NUNCA debes abandonar y NUNCA puedes darte por vencido.

qGjZRahI

Alba Saavedra
Embajadora de WINS Clínic
Seguir a @albasaavedra11 

2 comentarios en “La recompensa del esfuerzo en el waterpolo por Alba Saavedra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s