El waterpolo no es un deporte de “pachangas”

No he conocido en mi vida nada igual a la practica del waterpolo, un deporte minoritario que desata una gran pasión entre sus practicantes.

Tan solo llevo 4 meses, pero puedo decir que voy conociendo cosas interesantes de este deporte, porque no soy de los que se limitan a entrenar o a jugar y ya, sino que soy de los que cuando algo le engancha se involucra bastante.

He creado un blog de waterpolo, he comprado y leído libros sobre el tema, he conocido otras webs, he viajado para ver waterpolo…

Al poco de empezar, charlaba con un compañero de entrenos y comentábamos que ya por nuestra edad e inexperiencia, nos conformaríamos con poder jugar alguna pachanga con otros waterpolistas, pero después de varios meses te das cuenta de que las pachangas, es decir, esos partidillos que se juegan entre amigos que sin exigencia y más de cachondeo que enserio, en waterpolo son difíciles de jugar.

El waterpolo es un deporte que sus practicantes se toman muy enserio, ya sean profesionales o aficionados

El motivo es porque todos los practicantes que conozco les gusta ganar y hacerlo bien, este es un deporte complicado que te exige mucho, cualquiera puede animarse a practicarlo pero pocos pueden llegar lejos.

Lo que intento decir con este artículo, es que hace unos meses pensé que habría alguna liga o equipos de gente con mi perfil que pudiésemos hacer que como que jugábamos al waterpolo y disfrutar con una pelota y una portería, como cuando te juntas con los amigos del barrio a echar un partidillo en el patio detrás de casa a las cuatro de la tarde.

Cuando te lanzas a la piscina en el waterpolo, es el propio deporte el que te lo exige, si no nadas rápido, si no mueves bien la bola, te quedas atrás y perjudicas al resto, te la roban y gol. El waterpolo es un deporte que sus practicantes se toman muy enserio, sin que sean profesionales o aficionados.

A día de hoy soy realista y sé que ni voy a ir a unos Juegos Olímpicos ni voy a jugar en División de Honor, quizás con suerte jugar en la Liga Madrileña o en Segunda División Nacional, y aún así, no voy a ser titular, porque mis compañeros son mejores que yo, y me tocará salir desde el banquillo unos minutos para dar descanso a otros, y no me molesta ese papel, lo acepto porque soy realista y lo haré lo mejor que pueda para ayudar al equipo.

Voy a hacerlo lo mejor que pueda sin ponerme límites

He tomando la determinación de llegar hasta donde pueda en el waterpolo, no me voy a poner techo ni me voy a limitar, simplemente voy a hacerlo lo mejor posible, sin excusas. Para ello voy a entrenar todo lo que pueda, voy a asistir a seminarios para formarme y aprender la base, y quizás dentro de un tiempo me pique el gusanillo para estar en el banquillo, pero no como jugador, sino como entrenador de categorías inferiores.

Una vez más, el waterpolo no deja de sorprenderme, y me ha traído una ilusión y unas ganas de salir de casa, crecer y aprender que había ido perdiendo con el tiempo y con las actividades que ya se habían vuelto rutinarias.

Seguiré por aquí un poquito más compartiendo con cualquier persona que quiera seguir mi evolución y conocer mis experiencias, porque escribir esto me ayuda a ir un poco más allá donde otro se rendiría.

Si quieres acompañarme en mi camino en el waterpolo, te invito a escribir tu correo electrónico en el formulario que tienes arriba a la derecha y seguir el Blog para que cuando publique nuevos artículos te avise con un mensaje. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s