Reflexiones sobre la Copa del Rey y la Reina de waterpolo por Roberto Acosta

Las celebraciones de la Copas del Rey y de la Reina en cualquier deporte colectivo, no dejan de ser una competición importante y significativa, que sin lugar a dudas atrae el interés de las aficiones y motiva a sus participantes a prepararse y esforzarse al máximo en busca de los mejores resultados.

Implicando con ello un serio compromiso y gasto de recursos de los clubes participantes y organizadores de la competición.

Pero con todo el respeto que merece nuestra familia Real, a pesar de que estos eventos llevan sus nombres, sólo garantizan su asistencia a la Copa del Rey de fútbol masculino, y aisladamente a alguna de otros deportes, como el baloncesto o el balonmano.

Sin embargo en la gran mayoría de los deportes aparentemente “minoritarios”, como el Waterpolo, el Hockey sobre césped o patines, el voleibol, etc., nunca han podido disfrutar de la presencia ni del Rey ni de la Reina.

Esto serviría de gran apoyo y aliciente a estos deportes, y seguramente les daría una enorme publicidad que implicaría la llamada de atención de la población que a veces por mero desconocimiento no acceden a los mismos.

Lamentablemente, pocas veces vemos en la Televisión pública o privada la transmisión de estos eventos en dichos deportes, y mucho menos la asistencia de otros medios de comunicación oral o escrita. ¿Y será por falta de interés o de audiencia? Quizás una de las causas sea la no presencia de autoridades importantes de las instituciones del estado, incluyendo los Reyes o la familia Real española.

Independientemente de la falta de promoción y patrocinadores que también padecen estos eventos.

Apelamos a la reflexión de los que organizan las agendas de los Reyes que al menos tengan en cuenta estas actividades, que sin duda les acercaría más a otras minorías de la población que también son sus “súbditos”.

¿Pues entonces qué sentido tiene que se denomine una competición tan importante tenga el nombre de personas que ni tan siquiera responden con su presencia al “homenaje” que se les pretende hacer con ello?

¿O quizás habría que plantearse la posibilidad de cambiar el nombre a la misma y llamarla Copa de España masculina o femenina, de manera similar como lo hacen otros países de nuestro entorno? A lo mejor llamaba más la atención de muchos españoles.

Los pasados días del 6 al 8 de Febrero, se celebró la Copa de la Reina de Waterpolo Femenino, en la piscina del Club Natación San Andreu, y con una formidable organización; donde por octava vez consecutiva, las chicas del Club Natación Sabadell se alzaron con el título.

El haber podido disfrutar de la actuación de las actuales Campeonas de Europa, hubiese sido un “lujo” de Reyes que no todos se lo pueden permitir.

Los días 27, 28 de Febrero y 1 de Marzo, se celebrará con mucha ilusión de los participantes y organizadores la Copa del Rey de Waterpolo Masculino 2015 en las instalaciones del Club Natación Barcelona, y seguramente tampoco se podrá disfrutar de la asistencia de nadie de la Familia Real Española.

Quizás sus actuales “cerradas agendas” de trabajo se lo impiden. Pero desde aquí nos gustaría animarles a que disfrutaran de lo bello, emocionante y atractivo que es éste deporte, independiente del apoyo moral y promocional que le daría. Un deporte que tan grandes glorias le ha dado a España merece una cosa así.

Roberto Acosta

Roberto Acosta
Presidente del CN Máster Madrid
Twitter @WaterpoloMadrid

Un comentario en “Reflexiones sobre la Copa del Rey y la Reina de waterpolo por Roberto Acosta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s