Me empiezo a sentirme un waterpolista

Los jueves son días de entrenamiento que me generan sentimientos enfrentados, por uno lado es el día que más me gusta (actualmente entreno Lunes, Miércoles y Jueves) porque es el día en el que compartimos entrenamiento con las jugadoras del Senior (que compiten en 1ª División Nacional) y cuando queda una media hora para acabar jugamos un partidillo para seguir aprendiendo.

La parte que menos me gusta de los jueves es que cuando termino de entrenar y vuelvo a casa es cuando siento el peso del cansancio de la semana. Este fin de semana toca salir a divertirse, y el lunes vuelta a empezar.

Por la mañana tuve sesión con el fisio, parece que la lesión del tríceps esta prácticamente curada, me toca volver la semana que viene para verificar que esta todo correcto pero yo me siento bastante bien. Estoy entrenando sin forzar demasiado para seguir ejercitando la musculatura y no perder el tono muscular, pero espero estar 100% recuperado la semana que viene para lanzar con fuerza a portería.

Hoy fue un entrenamiento donde prácticamente hemos llenado la piscina, y me alegra ver asistir a tanta gente, porque hace un mes había días en los que apenas iba nadie y nos veíamos tres o cuatro entrenando en la piscina, con la sensación de que no había muchas ganas de entrenar y que la cosa iba a terminar mal, pero para mi sorpresa todo ha dado un giro de 180º.

Ahora prácticamente vamos todos a entrenar (si falla alguno es porque esta también lesionado o con obligaciones de trabajo), y el buen ambiente de risas y buen rollo esta ayudando a hacer piña en el grupo, a conocernos mejor y a mejorar poco a poco nuestro waterpolo.

La verdad es que en el partidillo final apenas he tenido ocasión de jugar, éramos muchos y los que nos hemos incorporado recientemente al equipo, como es normal en todos los deportes, empezamos desde el banquillo y tenemos menos tiempo para jugar que los que llevan más en el equipo y son mejores jugadores.

Pero tengo que reconocer, que el par de minutos que he podido jugar me he sentido bien, ya no he sentido ese miedo del que hablaba la semana pasada cuando tuve un mar de sensaciones durante el partido del jueves, me veo más cómodo en la piscina, no voy a decir que mejor, pero sí empiezo a sentirme waterpolista y no un pollo sin cabeza como antes.

Tengo ganas de seguir aprendiendo y disfrutando, y además tengo que decidir si me voy a Barcelona a finales de mes a ver la Copa del Rey de waterpolo 2015, en unos días decidiré si puedo comprar los billetes y subir a Barcelona o si me quedo en Madrid ese fin de semana.

Si quieres acompañarme en mi camino en el waterpolo, te invito a escribir tu correo electrónico en el formulario que tienes arriba a la derecha y seguir el Blog para que cuando publique nuevos artículos te avise con un mensaje. ¡Gracias!
nextpage

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s