Pasos pequeños pero firmes

En mi segundo entrenamiento del año 2015 he sacado cosas positivas, la primera es sentirme un poco más cómodo en la piscina durante el partido de entrenamiento que hemos jugado.

Todavía el fondo físico (el gran aliado del waterpolista) todavía no me acompaña y faltará tiempo hasta que lo haga, pero al menos siento que voy aguantando más que en los primeros días y eso me motiva a seguir entrenando.

He tenido la oportunidad de poner en practica algunas de las cosas que me enseñaron los instructores del WINS en Zamora, y aunque me queda mucho por pulir, la cosa promete.

No ha sido mi mejor entrenamiento pero tampoco ha sido el peor, en general estoy satisfecho de cómo esta empezando este 2015. 

En el partido de entrenamiento hemos trabajado especialmente el contraataque, el talón de Aquiles de muchos equipos y algo importante para trabajar.

Quiero destacar sobre todo varias cosas que he aprendido durante el partido, uno de los compañeros al que intentaba defender me ha hecho una finta girando sobre sí mismo que le ha hecho marcharse de mí con la facilidad que se le quita un caramelo a un niño, espero que la próxima vez pueda defenderlo.

No he podido lanzar a portería en buenas condiciones, la única oportunidad que he tenido tenia al defensa encima y me ha salido un tiro flojísimo que ha parado el portero sin dificultad.

El momento divertido del entrenamiento ha sido cuando nos estaban haciendo una contra y yo iba nadando detrás del jugador que tenia la pelota y a su lado nadaba una de las chicas de mi equipo para intentar defenderle, como yo no podía llegar he intentado hacer falta cogiendo del pie al jugador para frenarle y sin querer he cogido el pie de mi compañera que iba conmigo y la he frenado a ella, que me ha mirado sin entender nada, luego lo hemos comentado bromeando al final del entrenamiento.

Lo mejor del día es que varios compañeros me han felicitado el esfuerzo por primera vez desde que entreno con ellos y valor mucho que aprecien mi evolución y esfuerzo.

Hoy siento que he dado un gran paso con mis compañeros, me conocen un poquito mejor y yo también a ellos, porque cuando llegué hace unas semanas, yo era el extraño en un grupo ya formado, y no voy a decir que he estado desplazado pero tampoco he estado integrado, pero después del entrenamiento, por primera vez desde que estoy en La Latina B he compartido unas risas y comentarios con varios de ellos y eso me hace feliz porque quiero sentirme a gusto e integrado en un grupo de personas de diferentes edades a las que les apasiona el waterpolo como a mi.

Si quieres acompañarme en mi camino en el waterpolo, te invito a escribir tu correo electrónico en el formulario que tienes arriba a la derecha y seguir el Blog para que cuando publique nuevos artículos te avise con un mensaje. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s