Mi “primer” lanzamiento a puerta

Hoy el comienzo del entrenamiento ha sido duro.

Para empezar siempre hacemos un poco de ejercicio físico, unos fondos, planchas, sentadillas y otros en un circuito en circulo donde vamos pasando de uno a otro ejercicio,

Para que los compañeros no se acostumbren a la rutina, el entrenador nos ha dejado en manos de un chico que practica Street Workout, que viene a ser movimientos basados en el deporte callejero.

Era la primera vez en mi vida que lo escuchaba y después del entreno de hoy no lo voy a olvidar nunca…

Hemos empezado con una rutina de tres ejercicios seguidos, fondos, sentadillas y sentadillas con salto.

La rutina era, primero se hacen 2 repeticiones, luego 4, después 8 y así hasta 20.

Creo que he muerto a la mitad

Yo quería continuar pero era imposible, el cuerpo no me respondía.

Nunca he realizado estos ejercicios, y los músculos se me han convertido en gelatinas.

No podía hacer un fondo más, no podía saltar en las sentadillas, y me he tenido que sentar en el suelo observando como el resto de mis compañeros.

He comentado con mi entrenador, lo frustrante que es querer llegar hasta el final pero que el cuerpo no responda a las ganas.

Tengo que reconocer que hoy ha sido la primera vez en los dos meses que llevo en el waterpolo que estaba deseando acabar el ejercicio físico y lanzarme a hacer largos en la piscina.

Después de varias series de natación, yo a mi ritmo claro, objetivo coger fondo y aguantar 400 metros sin echar el corazón por la boca.

Por fin llega el momento que todos estábamos esperando, el partidillo final con los compañeros.

El partido de entrenamiento hoy ha tenido un poco más de exigencia que el resto de días que llevo entrenando, porque han participado algunos chicos del cadete y el juvenil del C.N La Latina que llevan tiempo compitiendo en sus categorías.

Ahí estaba yo infiltrado intentando no meter la pata, y aunque no he podido aportar mucho

Tengo que decir a mi favor que en los breves momentos que he participado a nuestro equipo no le han marcado ningún gol.

Y que he dado un pase a un compañero que ha sido luego una asistencia a la boya para hacer gol.

Puede parecerte una tontería, pero para mi significa mucho que en mi situación cuando estoy en el agua no encajemos goles y además marquemos, porque me hace sentir útil y que todo el esfuerzo de los entrenamientos sirve para algo.

A la mejor solo me estoy auto sugestionando a mi mismo, puede ser, pero sin una motivación me sería mucho más difícil salir de casa todas las tardes con el frío que hace a meterme en la piscina.

El momento que más me ha gustado ha sido cuando en uno de los ataques de nuestro equipo.

Como yo no soy capaz de llegar a la linea de 2 metros, porque si lo hiciese ya se habría acabado la jugada.

Estaba colocado a siete metros, quizás un poco más lejos, nuestro portero me la pasa y yo se la paso a un jugador que no esta muy cubierto.

Y como mi defensor sabe que no soy una amenaza (de momento) nada hacia el jugador al que se la he pasado para hacerle un dos contra uno y robársela.

Él me la ha pasado y yo solo tenia dos opciones, o pasar o tirar.

En ese momento me ha pasado por la cabeza una frase que leí ayer en una entrevista a Pedro García Aguado en Jot Down que decía;

Mariano nos había inculcado siempre eso, nunca tener miedo.

Había que intentarlo, fallar, equivocarse y luego ya se vería.

El deporte este es para los locos.

Solo se disfruta cuando tomas la responsabilidad última, el último lanzamiento“.

Y me he dicho, ¡que coño! y viendo que el portero contrario es un chico de categoría infantil.

Me la he jugado y he hecho mi primer lanzamiento durante un partido, que hasta la fecha todavía no había lanzado.

Como estaba bastante lejos he lanzado con fuerza un poco bombeado, y ha sido curioso como se han quedado todos quietos mirando el movimiento de la pelota, y yo pensaba “sí, sí, sí…

Pero no, la pelota ha pasado por encima del larguero y se ha quedado enganchada en la red.

Una pena, mi primer lanzamiento a puerta, mi primera fallo.

La verdad es que si lo clavo habría sido un golazo, más suerte que técnico, y me habría quedado con todo el mundo, pero ha salido fuera y nos ha tocado volver rápidamente a defender. 

En realidad poco importa si hubiese entrado o no, lo importante es que ha sido el primero. 

Ha sido interesante la sensación de lanzar a puerta y saber que puedes marcar o que puedes fallar.

Espero seguir entrenando y mejorar mi habilidad con el tiro, y también tirar cuando tenga un tiro más o menos claro, sino pasar a un compañero que este mejor situado o que tenga más experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s