Mi primera decisión difícil en el waterpolo

Llevo menos de dos meses aprendiendo waterpolo y ya me ha tocado enfrentarme a mi primera decisión, una difícil, pero nunca llueve a gusto de todos…

Es difícil encontrar un sitio para entrenar waterpolo cuando tienes 30 años, no has nadado nunca y tu experiencia es cero. Por eso valoro mucho que un club haga el esfuerzo de aceptarte y permitirte entrenar con ellos. Encontré un club que tenia equipo Senior con chicos de mi edad y donde algunos de ellos, estaba también empezando en el waterpolo.

No me lo pensé, entrenaban en una piscina con dos porterías y donde no hacia pie, en el Centro Deportivo Municipal Cerro Almodóvar, los compañeros a los que he conocido han sido agradables conmigo, la entrenadora se ha preocupado por mi en todo momento y los Jueves podíamos echar un partidillo con las chicas que juegan en 1ª División Nacional.

En resumen, me he sentido muy bien entrenando y aprendiendo con ellos, pero siendo sincero, los más de 20 kilómetros que hay en coche desde donde vivo hasta el Cerro, son algo a tener en cuenta a largo plazo, y estaba dispuesto a afrontarlos, pero de casualidad descubrí que justamente a 5 minutos de mi casa, en el Polideportivo Aluche, estaban entrenando los compañeros de Club Natación La Latina B, y después de contactar con ellos, me permitieron entrenar.

He probado un par de días, y a pesar que en el segundo entrenamiento cuando jugamos un partido casi me muero en la piscina, también me he sentido a gusto con los compañeros que me han echado un mano y con Eduardo, el entrenador, que me ha dado ánimos para seguir entrenando y aprendiendo poco a poco, a mi ritmo.

Siendo realista, cuando tienes ya una edad y afrontas un deporte no desde un punto de vista profesional, sino como un aficionado que intenta divertirse, aprender para ver donde eres capaz de llegar, la comodidad y la cercanía de casa es un factor importante a tener en cuenta.

Mi intención inicial era entrenar unos días con La Latina y otros días con el Covibar Rivas, pero creo que no es viable y tampoco es lo más justo para ninguno de los equipos, aunque en los dos sitios me sienta muy a gusto, he decidido quedarme en La Latina, y no ha sido fácil la decisión. Pero también os digo, si alguien de mi edad quiere probar el waterpolo y vive por la zona de Rivas o Vallecas, le invito a que pase a conocerlos y aproveche la suerte de vivir cerca.

Desde aquí, aunque no sé si lo leerán o no, darles las gracias a todos los compañeros y compañeras del Covibar que he tenido la suerte de conocer y coincidir entrenando estas semanas, os deseo mucha suerte para este nuevo año 2015, se ve que tenéis muchas ganas e ilusión, y espero poder volver a veros y coincidir en la piscina, no como rivales, sino como waterpolistas, un abrazo!

Si quieres acompañarme en mi camino en el waterpolo, te invito a escribir tu correo electrónico en el formulario que tienes arriba a la derecha y seguir el Blog para que cuando publique nuevos artículos te avise con un mensaje. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s