Dosificando los esfuerzo para aguantar

El Lunes reconozco que experimente el entrenamiento más duro hasta la fecha desde que llevo practicando waterpolo.

Ayer me tome el día libre porque necesitaba descansar y recuperar fuerzas.

Hoy tenia muchas ganas de meterme de nuevo en la piscina pero con algo de miedo por experimentar de nuevo la sensación tan agobiante de sentir que no te entra el aire a los pulmones.

Reconozco que no fui realista con mi situación actual y que me forcé fisicamente por encima de mis posibilidades actuales.

Un sprint me quemó y condiciono el resto del entrenamiento

Hoy para evitar esto he sido más comedido y me he dosificado.

No es que me haya quedado quieto, porque no ha sido así, en el partidillo que hemos jugado antes de acabar el entrenamiento me he sentido un poco más cómodo y más suelto.

Y me he movido por la piscina lo mejor que he podido pero sin quemarme con un sobreesfuerzo.

Nuestro entrenador me ha dicho que no me preocupe.

Que con el tiempo y el entreno iré cogiendo fondo y sintiéndome cada vez más gusto y aguantado más, pero todavía me queda un largo camino por recorrer.

Me siento contento y satisfecho de no haber vuelto a experimentar hoy las malas sensaciones del Lunes.

Y poder disfrutar un poco más de que es ir jugando al waterpolo, seguiré dosificando los esfuerzos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s